Loose Ends, crítica de Matías Uribe

Buenas, os copio y pego la crítica que ha hecho Matías Uribe, respetado crítico musical del Heraldo de Aragón y otros medios sobre mi disco “Loose ends”:

Sergio Gisbert, el doble zaragozano de Springsteen

Queen, Pink Floyd, Beatles, Héroes del Silencio… siguen con vida física. Claro, doblada. Fotocopiada carnalmente por las bandas tributo. ¿Una moda? ¿Un entretenimiento pasajero? No parece, a tenor del tiempo que llevan prodigándose e incluso dedicándose profesionalmente a ello; algunas, con unos montajes técnicos que ya quisieran muchos grupos de hoy. Y, por lo general, con una cercanía al modelo que da vértigo, por su fidelidad y por lo atinado de sus copias.

Una de estas bandas atiende al nombre de Spirits In The Night y su modelo es Bruce Springsteen. Está considerada como una de las mejores de Europa y su líder, quien ejerce como Boss, es Sergio Gisbert, zaragozano afincado en Cataluña, músico de larga caminata y devoción por el de New Jersey desde hace un buen puñado de años. Ahora, hasta ha publicado un disco que ha titulado ‘Loose Ends. A Tribute To Bruce Springsteen’s 78-80 Era’, es decir, un disco que rasca nada más y nada menos que en ‘Darkness On The Edge Of Town’ y ‘The River’.

Y ahí están ‘Jackson Cage’, ‘Prove It All Night, ‘Fade Away’, ‘Adam Raised A Cain’, ‘Factory’, ‘Racing In The Street’… y, cómo no, la litúrgica ‘Darkness’. Además, piezas de aquella época que no salieron en los dos discos mentados pero sí en la caja de inéditos, ‘Tracks, que se publicó en 1999. Y como propina fuera de época, la emblemática ‘Thunder Road’. Catorce piezas en total.

Sí, Gisbert es un versionero, aunque tiene su vida propia como artista, y muy apreciable, por cierto, pero usemos la razón no para mirar despectivamente sino para valorar la valentía de meterse en la piel de otro artista y no solo salir despellejado, sino con la cabeza alta. Y el zaragozano, a través de esta grabación doméstica –las bases musicales son de esas típicas prefabricadas que se venden al retail, pero fieles y eficientes, y la voz grabada ¡en una sola tarde!- sale bien parado e incluso algo más, porque hay que ver (oír) cómo en este disco no es que clone al mismo Springsteen pero sí lo fotografía con una veracidad pasmosa, haciendo gala de sus registros vocales con un rigor increíble, cogiéndole el tono certeramente. Cosa nada fácil, como puede imaginarse. Cuántos no quisieran hacer esto mismo simplemente por empeño personal o por divertirse un rato con los amigos…, pero ni en broma

Es verdad y sobra decirlo que reunir las canciones originales en un cedé sirve para derrotar a Gisbert y a quien se atreva a imitar al Boss, mas como muestra de las habilidades del zaragozano y a la vez para disfrutar un par de horas a su lado en ausencia del ídolo principal es más que suficiente. A fin de cuentas, no se le busquen tres pies al gato, de eso van las bandas tributo.

http://blogs.heraldo.es/lavozdemiamo/?p=7999

1508135_1623727131193323_2832452304622243141_n

, ,