Los Spirits en Soria

Nunca habíamos tocado en Soria capital y la verdad es que hasta yo ya empezaba a dudarlo de las veces que me lo preguntaron, pero si, el 13 de septiembre los Spirits in the night tocaron en Soria capital y fue genial.

Alberto vino a vernos a la sala Z y quiso tenernos para cerrar la temporada de verano. El lugar, Sotoplaya, junto al Duero en Soria. Un sitio precioso, al aire libre con el río a no más de 10 metros. Sin embargo todo estaba supeditado a que el tiempo fuera benigno. Existía la posibilidad de suspender si las previsiones eran muy malas, al final había duda de si llovería o no, aun así todo siguió adelante y la valentía tuvo su merecido triunfo porque todo salió a las mil maravillas.

Durante unos días al hacer publicidad del concierto la gente me preguntaba si era en la misma capital, imagino que al decir que era en Sotoplaya daba a pensar que se trataba de un pueblo. El caso es que no se las veces que tuve que confirmar que era “en el mismo Soria”.

Esta vez iríamos siete músicos, la banda al completo incluido nuestro querido Jaime “Chisme” Lapeña. Antes de llegar ya en carretera Héctor me mando un uasap preguntándome si era en el mismo Soria…

La prueba de sonido fue satisfactoria, Carmelo el técnico un buen profesional, todo nítido y clarito. Mientras probabamos el Atleti y el Madri jugaban por la tv, la gente nos miraba con cara de “¿que hacen aqui los raros estos haciendo ruido?, ¡que no me dejan ver el furbo!”.  Bajamos del escenario y cenamos con tranquilidad en el repito, maravilloso paraje. Cuando acabo el partido quitaron las mesas para el concierto y yo mucho me temí que la gente se quedase alejada del escenario. Había unas 200 personas, no demasiado. Nos armamos de valor y empezamos a tocar.

El sonido es bueno y las canciones suenan potentes. A la media hora llega Hungry heart, los focos no me dejan ver al público. Les digo a los Spirits que mejor la dejamos para otro día. Me dicen que no, que les apetece y la empezamos a tocar, llega el primer estribillo y sorpresa, oigo cantar a la gente. Me echo la guitarra al costado y me voy a las escaleras que hay frente al escenario más allá del umbral de los focos y… se han multiplicado! hay gente por todas partes!. Más feliz que un niño con una guitarra eléctrica hago corear a la gente sin parar. La noche acompañaba, buen clima y las dos cosas que más temía nos respetaron, por un lado los mosquitos que pensaba que nos acribillarían bajo los focos al estar junto al río y sobretodo la humedad, que haberla la había pero nada exagerado. De esta manera pudimos disfrutar y mucho. Dedicamos una canción para Quim y el concierto a Olga por su cumple. El resto fueron risas, cantos y mucho rock´n´roll. Disfrutamos mucho mucho.

Al acabar salude a Oscar, uno de nuestros fans más fieles desde aquel lejano concierto en Muro. Diego también ando rato saludando, estuvo trabajando en Olvega que esta ahí al lado y bueno, todos disfrutando del rato con unos y con otros y recenando de paso que los bocatas estaban muy buenos. En ese momento nos dicen que había 2000 personas viendo el concierto, impresionante, me quede clavado. Nos despedimos de Alberto y familia (mil gracias por todo) y salimos hacia Zaragoza.

Al día siguiente al volver hacia casa teníamos una parada obligatoria. Ibamos a recoger a Sam, nuestro nuevo chico peludo. Para ello tuvimos que atravesar una tormenta de granizo de no te menees en Lleida y llegamos a casa tarde, agotados pero muy contentos.

Posdata: El concierto fue en Soria capital, si si allí mismo, en el mismo Soria.

IMG-20140914-WA0013

IMG-20140914-WA0015IMG-20140914-WA0016

 

IMG-20140914-WA0017

IMG-20140914-WA0018

Sam

, ,